El Blog de MóvilMaxx

Tips para PyMEs y trabajadores independientes

Buenas prácticas para negocios familiares

negocios famliares

Los negocios familiares representan un gran porcentaje de las empresas constituidas en México. Incluso cuando se piensa que ésta forma de administración ocurre únicamente en empresas pequeñas, la realidad es que un negocio de cualquier tamaño puede estar operado por una familia.

Mezclar los asuntos familiares con las actividades que con lleva el manejo de una empresa día con día no es una tarea fácil, pero tampoco es imposible hacerlo evitando problemas. Conoce algunas buenas prácticas cuando se trata de negocios familiares.

Cómo llevar de forma profesional los negocios familiares

Uno de los principales objetivos de un negocio familiar es planear a largo plazo, para que la empresa no sólo produzca ganancias para la generación actual, sino que se mantenga sólida y pueda seguir creciendo para beneficiar a generaciones futuras. Para ello es necesario:

Ser transparente en todo momento. Tanto en las cuestiones de dinero como en las responsabilidades, si ambas cosas se establecen de forma clara desde un principio se evitarán muchos problemas. Caer en favoritismos sólo saldrá contraproducente para la empresa, por ello debes buscar roles justos y que también tengan una remuneración igual de justa.

Mantener una barrera entre las finanzas de la empresa y tus finanzas personales. Si tratas las ganancias del negocio como tu dinero, o viceversa, te echarás encima muchos dolores de cabeza. Lo mejor es mantener cuentas separadas y no mezclar recursos.

Contratar al talento necesario. No es inteligente cubrir puestos laborales con familiares sin hacer un análisis y sin antes investigar si la persona es adecuada para el puesto. Alguien que no tenga el perfil no sólo no tendrá un buen desempeño, podrá afectarle incluso de manera personal y todo esto tendrá un impacto negativo en la empresa.

Tener un plan de dirección. Es decir, define hasta qué punto puedes estar involucrado en las decisiones de la empresa, y cuándo será necesario pasar la estafeta a una nueva generación o incluso a alguien externo. Esto incluye estar abierto a probar nuevas ideas y tener una actitud positiva frente al cambio, pues un negocio que no se renueva está destinado a morir.

Para que un negocio familiar tenga éxito es necesario que todos pongan de su parte y siempre vean por los intereses de la empresa antes de los intereses personales, pues así podrás lograr mantener un negocio sano que siga dando frutos que tú y tu familia puedan disfrutar.