El Blog de MóvilMaxx

Tips para PyMEs y trabajadores independientes

Evalúa tu plan de negocios antes de pensar en crecer

plan de negocios

Una de las dudas más comunes de los propietarios de pequeños negocios es la de cómo escalar; qué hacer para que su negocio crezca y pasar al siguiente nivel. Esto no tiene una respuesta fácil, ni mucho menos corta. El crecer implica un compromiso a largo plazo, un compromiso que comenzará a partir de un plan de negocios bien definido con una estrategia de crecimiento clara y bien fundamentada.

Pero antes de desarrollar o integrar una estrategia para crecer en el plan de negocios, es importante analizar la situación actual de la empresa y ver qué tan factible puede ser avanzar.

Es por ello que el plan de negocios debe de ser revisado a fondo, buscando disparidades con lo que se tiene en papel y lo que realmente se está haciendo, para poder entonces sentar las bases de la nueva estrategia de crecimiento y los objetivos que tendrá.

Por eso hoy en Móvilmaxx nos hemos dado a la tarea de presentar algunas actividades que pueden ayudar a ver que tan sólido y efectivo es el plan de negocios actual, así como para apegarse más a lo establecido y poder empezar a crecer.

El crecimiento empieza definiendo cómo se trabaja

El primer paso para ver claro lo que se está haciendo es llevar un control de las actividades que se realizan en la empresa. Con este ejercicio se buscan dos cosas principalmente: entender el cambio en productividad y enfoque que viene de llevar un control en las tareas y una perspectiva más clara de cuantas actividades y roles existen en la empresa.

Toda esta información dará una imagen más clara de cómo está funcionando el plan de negocios, y a su vez resaltará áreas de oportunidad que deben ser mejoradas antes de poner en marcha una estrategia de crecimiento.

Mejora continua y automatización

Para poder tener un crecimiento es esencial tener todas las actividades de la empresa desarrolladas a su límite, esto quiere decir que toda actividad debe ser hecha con la máxima eficiencia posible, sin dejar la efectividad de lado. También es necesario automatizar los procesos que lo permitan, esto buscando minimizar al máximo los errores y mantener una calidad constante donde sea posible.

Estas dos actividades permitirán alcanzar un profundo entendimiento del negocio, y serán clave a la hora de pensar en estrategias de crecimiento empresarial.