El Blog de MóvilMaxx

Tips para PyMEs y trabajadores independientes

Hay que evitar que el estrés complique la toma de decisiones

toma de decisiones

La toma de decisiones es algo que siempre estará presente, en todos los aspectos de la vida. Es por ello que aprender a tomar buenas decisiones sin dejar que se complique de más es clave, sobretodo al manejar un negocio.

Aunque esto es más fácil dicho que hecho, ya que la toma de decisiones se puede complicar por muchos factores como presiones externas, urgencia y por supuesto, estrés. La realidad es que las cuestiones externas y la urgencia alrededor de una decisión son cosas sobre las cuales no tenemos mucho control, por lo que solo queda manejar el estrés de la mejor manera posible.

Esto porque si bien el estrés se presenta en situaciones complicadas o donde existe presión, lo importante es aprender a manejarlo para una buena toma de decisiones. A continuación presentamos 3 tips para lograr vencer el estrés al momento de tomar una decisión.

3 tips para que el estrés no afecte en la toma de decisiones

Controlar emociones y evitar ser reaccionario

Una de las principales causas de una mala toma de decisiones es cuando se hace de forma reaccionaria, sin pensar mucho, así como de manera emocional. Esto suele darse al estar bajo estrés, por lo que recordar que la decisión a tomar importa más que lo que se siente en el momento es importante para poder elegir de la mejor manera. Si se tiene que tomar una decisión bajo mucho estrés y se tienen sentimientos encontrados, así como la necesidad de dar una respuesta inmediata, lo mejor es tomar 1 o 2 minutos de calma antes de hacerlo.

Evitar decisiones basadas en sí o no

Una buena toma de decisiones no descarta opciones y no limita posibilidades de acción. Bajo estrés otra situación común es querer dar soluciones de manera rápida, y lo más sencillo para conseguirlo es limitar las decisiones a sí y no, lo cual generalmente no es lo mejor. Esto porque no todos los problemas se arreglan rechazando o aprobando algo de manera extrema, si no que se requieren de puntos medios. Por ello hay que evitar tratar de solucionar problemas en base a solo 2 respuestas.

Tratar de entender la situación de manera objetiva

Bajo estrés es común encerrarse en las ideas propias y pensar más con el corazón que con la razón. Pero como decíamos en el primer punto, es importante evitar que las emociones jueguen a la hora de tomar decisiones. Parte de esto es tratar de ver las situaciones de manera objetiva, como son, sin meter nuestros juicios de por medio para evitar tomar malas decisiones. Lo mejor es darle 2 o más vueltas a los asuntos antes de decidir, para tratar de entender el panorama completo.

El estrés es algo ya muy común en todos los sitios de trabajo, por lo que es importante hacerlo a un lado antes de tomar cualquier tipo de decisión. De hecho una de las ventajas de nuestra plataforma de pago de servicios y venta de recargas electrónicas es que es tan sencilla de usar que lo más probable es que no te cause estrés al usarla.