El Blog de MóvilMaxx

Tips para PyMEs y trabajadores independientes

¿Se puede ser emprendedor sin carrera universitaria?

emprendedor sin carrera universitaria

En nuestra sociedad es muy común observar el gran valor e importancia que se le da a los estudios y al obtener un título universitario, sobre todo porque en el mundo laboral se exige contar con una carrera para poder aspirar a ciertos puestos.

Alcanzar el éxito sin un título universitario

Si bien es cierto que las condiciones de empleabilidad son mejores para quienes cuentan con una carrera terminada, hay que mencionar que al hablar de emprendimiento el panorama no siempre es el mismo. Existen muchos casos de gente exitosa que logró convertirse en millonaria sin haber terminado la universidad; tal es el caso de empresarios como Steve Jobs o Mark Zuckerberg quienes construyeron imperios gracias a su ingenio e intelecto y sobre todo, gracias a que nunca se rindieron ante las dificultades.

Para un emprendedor, tener una carrera terminada no necesariamente es sinónimo de éxito, pero no tenerla tampoco significa que automáticamente están destinados a fracasar. Los conocimientos adquiridos al estudiar una carrera sin duda pueden ser de gran ayuda cuando se trata de administrar un negocio, pero no por ello son requisitos indispensables.

Otros ingredientes importantes para triunfar

Existen algunas habilidades natas que muchas personas poseen y que para otras son difíciles de adquirir incluso con entrenamiento. Mientras que un hombre de negocios ha sido un buen vendedor toda su vida, tal vez otra persona batalle en esa área pero tenga mejores habilidades de administración, por poner un ejemplo. Independientemente de nuestras habilidades, existen algunas cualidades que son comunes entre los dueños de negocio exitosos, tales como la creatividad, la capacidad para resolver problemas y adaptarse al cambio, pero sobre todo, el esfuerzo y el trabajo constante.

No es posible tomar el emprendimiento o las ganas de poner un negocio como una excusa para no perseguir una carrera universitaria. Sin embargo, las metas, prioridades y sobre todo capacidades son distintas para cada persona, y no porque alguien tome una decisión significa que esto es lo mejor para todos los casos. A final de cuentas, nosotros somos los únicos responsables de nuestra preparación y crecimiento profesional, y existen muchas maneras de alcanzarlos; es una responsabilidad individual tomar las acciones que creamos que nos llevarán a lograr nuestros objetivos. Un emprendedor sin carrera universitaria pero con ganas de trabajar duro puede alcanzar todo lo que se proponga, lo mismo sucederá para otro que cuente con título. ¡No dejes que los pensamientos de otros te limiten y busca tu propio camino!