El Blog de MóvilMaxx

Tips para PyMEs y trabajadores independientes

Ventaja competitiva: el secreto del éxito

Una ventaja competitiva consiste en la diferencia o las características de una empresa, producto o servicio que los consumidores o usuarios finales perciben como único y determinante. Sigue leyendo y descubre cómo puedes utilizar para hacer que tu negocio sobresalga y le gane la carrera a la competencia.

Ventaja competitiva en tu PYME

Tener una ventaja competitiva puede lograrse de varias formas, la primera siendo el enfoque con el que tu empresa hace sus actividades. La percepción del consumidor es fundamental para determinar qué es lo que vas a ofrecer como valor agregado, pues a final de cuentas la forma en la que tus clientes ven esa ventaja (sea real o imaginada) es lo que le dará su valor. No te sirve de nada ser excelente en algo si tu mercado no lo ve, por ello la forma en la que comunicas tu ventaja competitiva también es vital.

No está por demás aclarar que la ventaja sobre tu competencia debe ser única; no puedes decir que tienes una si tus competidores también la tienen, pues ahí perdería el atractivo. ¿Por qué te conviene examinar cómo puedes lograr una ventaja competitiva? Muy fácil, sólo recuerda que ésta es un factor determinante que influirá en la decisión de compra de tu mercado. Es decir, ésta podría ser la diferencia entre que te compren a ti, o prefieran a tu competidor.

Condiciones para el éxito de una ventaja competitiva

¿Ya estás trabajando en crear una ventaja competitiva para tu negocio? Entonces toma en cuenta lo siguientes factores, los cuales son claves para el éxito de tus esfuerzos:

  • Asegúrate que tu producto o servicio sea sostenible. Esta regla es la principal para cualquier negocio, no se trata sólo de trabajar y generar gastos, sino que tienes que tener una buena retribución por ello.
  • Tu ventaja competitiva debe estar basada en una fortaleza de tu negocio. ¿Qué haces mejor que la competencia? Haz un análisis y a partir de ahí te será más fácil determinarla. Además, te asegurarás de que puedas conseguir los recursos que vayas a necesitar para mantener esa ventaja competitiva. Está bien querer soñar más allá, pero tu ventaja competitiva también debe ser realista para funcionar.
  • Una ventaja competitiva es difícil de duplicar. Ten en mente esto, puesto que de nada te servirá invertir tus recursos en algo que podría ser fácilmente copiado. Se trata de encontrar algo original que le brinde un plus al cliente y al mismo tiempo maximice tus ganancias.

Aunque suena laborioso, encontrar una ventaja no tiene por qué ser algo tan difícil. En ocasiones algo sencillo puede hacer toda la diferencia. Te ponemos el siguiente ejemplo: Imagina que eres una tiendita, café, ferretería, o cualquier otro negocio local; con opciones como MóvilMaxx podrás tener una ventaja competitiva en cuanto a tus competidores porque podrías ofrecer la venta de tiempo aire o el pago de servicios además de tu producto o servicio primario.

Como este ejemplo existen muchos, la clave es que seas observador y reflexiones sobre algo que sepas que a tu mercado meta le podría hacer la vida más fácil o agradable.